Tatuaje de "no resucitar" genera debate

Blog :: SPECTRA™ Tattoo Laser
Tatuaje de

Tatuaje de "no resucitar" genera debate

¿Es válido expresar la última voluntad con tinta en la piel?

Un hombre de 70 años llegó inconsciente a un hospital en Miami con un tatuaje en el pecho que decía "no resucitar". Luego de la validación de un consejo de ética, los médicos atendieron su pedido y el paciente murió. El hombre era diabético

Un hombre de aproximadamente 70 años ingresa en una sala de urgencias de un hospital de Florida, EEUU. Se encuentra inconsciente con altos niveles de alcohol en la sangre. Una vez que el equipo del hospital se dispone a aplicar los tratamientos de rutina para su reanimación, se encuentran con un gran tatuaje en el pecho en el que se lee "NO RESUCITAR", con el "no" subrayado y abajo lo que parecía ser su firma.

Esta historia y su desenlace presentan un dilema ético interesante. Los médicos del hospital deciden seguir las instrucciones que el paciente lleva en su piel, aún si ello les implica contradecir el juramento hipocrático que rige la medicina.

¿Que sucedería en Argentina ante una situación como esta? ¿Este tipo de tatuajes tendrían validez como una Orden de No Reanimar (ONR)?


En Argentina se advierte una importante presencia de los principios del denominado "paternalismo médico" que es el deber u obligación de curar al paciente, reserva de información por parte del médico, desconsideración de la opinión o voluntad del enfermo, entre otras decisiones que los médicos asumen en nombre del paciente.

Como consecuencia de ello, la voluntad del paciente queda acotada a un margen muy pequeño, y más aún cuando las "declaraciones vitales de voluntad" no están especialmente legisladas en nuestro derecho, como sí sucede en otros países como Canadá, Estados Unidos, Holanda, Bélgica, España etc.

Legislación vigente y costumbres

La falta de legislación en nuestro país nos lleva a adaptarnos a cuestiones muy genéricas y abstractas lo cual genera vacíos legales que hacen peligrar la actividad médica y los llevan al borde de abandonar la ética propia de la profesión.

Un amparo para esta actividad podría darse en la ley 17.132 sobre el ejercicio de la medicina que en su artículo 19 enumera las obligaciones de los médicos y en su tercer inciso recalca que el medico debe respetar la voluntad del paciente en cuanto sea negativa a tratarse o internarse salvo en casos de inconsciente, alienación mental, lesiones, accidentes o tentativas de suicidio o por comisión de delitos.

Un tatuaje que represente una ONR, contaría como una manifestación de la voluntad en principio, pero el desconocimiento de una intención de broma (Animus Iocandis), las circunstancia en las que se realizó (podría haber habido uso de fuerza, violencia o coherchón) o la infinita cantidad de variables podrían dan a consideracion un vicio en dicha voluntad.

Medicina paternalista

Los deberes propios de los médicos por otro lado, muy marcados en nuestro país con un principio rector paternalista no permitiría que esta manifestación fuese respetada, menos en el caso de existir familiares que respalden la decisión de seguir adelante con el procedimiento de resucitación del paciente.

Aun cuando esta voluntad pueda ser correcta, el tautaje no seria el medio idóneo para darla a conocer ya que requeriría fe publica o una puesta en conocimiento a las autoridades que lo tratasen. Incluso podríamos hablar de la intención de la persona de no querer asistencia medica en caso de una enfermedad terminal pero todo esto debe provenir de la misma persona y contar con un respaldo acorde a las normas y no mediante un tatuaje.

Autor: Facundo Mac Allister



Conocé los Centros Autorizados Spectra™
Desarrollo: Aldea Global