Tatuajes al extremo

Blog :: SPECTRA™ Tattoo Laser
Tatuajes al extremo

Tatuajes al extremo

Los tatuajes oculares y sus peligros

Modificaciones al cuerpo que buscan diferenciar afrontando incluso riesgos irreversibles

Los tatuajes han dejado de ser tinta sobre la piel, marcas de historias, meros recordatorios o simplemente cuestiones de gusto sobre la piel. En los últimos tiempos hemos visto como la tecnología dio lugar a nuevas opciones sobre este arte milenario.

Primero llegaron los tatuajes animados o Tatuajes con QR, los cuales implicaron una transformación en las fronteras y formas de concebir los tatuajes, aunque con muy poca repercusión.

¿y qué pasaba con aquellos que necesitaban al tatuaje como trasgresión? Fueron de a poco necesitando otras formas de modificar el cuerpo más extremas para lograr esa diferenciación en el cuerpo. Asi surge esta práctica altamente peligrosa: el tatuaje en la córnea.

El tatuaje ocular, también llamado corneal o queratopigmentacion, consiste en la aplicación de tinta en el globo ocular logrando un cambio de color en el mismo.

Este procedimiento en algunos contados casos puede ser ventajoso. Por ejemplo en casos que se desea contrarestar o minimizar ciertas enfermedades: casos de algunas personas albinas. De esta manera su falta de pigmentación o melanina se contraresta y se minimiza el riesgo de cáncer ocular. Otros posibles casos corresponden a aquellas personas que padecen de aniridia, coloboma, queratocono, leucoma corneal por cicatrices blanquecinas o de otro color en incluso cuando existe problemas con la visión u otros relacionados directamente con los ojos y la vista.

Pero sin tener estas indicaciones médicas, existe un resurgimiento de personas que la practican por el solo hecho de modificar su estética.

Entre los casos mas resonantes se menciona recientemente la historia de Cat Gallinger. Una modelo canadiense que se sometio a dicho procedimiento en manos de su novio, tatuador y artista de la modificación corporal. Como consecuencia de la mala práctica al hacerse este tatuaje, el ojo de Cat Gallinger expulsó este líquido inmediatamente. Ella lo posteo en fotos y vídeos por las redes sociales: su ojo se infectó con mucha rapidez. Ante tal problema, la modelo acudió al hospital donde le administraron unas gotas antibióticas. Su ojo acabó preocupantemente hinchado y, como ella misma cuenta, le provocaba mucho dolor. Lo peor de todo es que los profesionales médicos han asegurado que podría ser imposible mejorar la visión de ese ojo a pesar de las cirugías.

Este tipo de tatuajes, pese a los avances tecnológicos, es sumamente riesgoso y prácticamente irreversible, lo cual lo pone en el lugar de uno de los tatuajes mas complejos y peligrosos.

 

 



Conocé los Centros Autorizados Spectra™
Desarrollo: Aldea Global