Adolescentes y tatuajes: ¿más fácil tatuar que borrar?

Blog :: SPECTRA™ Tattoo Laser
Adolescentes y tatuajes: ¿más fácil tatuar que borrar?

Adolescentes y tatuajes: ¿más fácil tatuar que borrar?

Legislación y costumbres

Revisamos las leyes vigentes y los usos y costumbres para ver qué pasa con los adolescentes, tatuajes y el borrado de los mismos.

Desde el año 2015 la reforma del Codigo Civil y Comercial de la Nación ha introducido una serie de cambios sustanciales en la forma en la que ser rige la vida de las personas en el día a día. Los menores han tomado un lugar de relevancia, su voluntad se hace mas presente en el paradigma de la determinación de su estilo de vida y sobre el dominio de su cuerpo. Se presume que el adolescente entre trece y dieciséis años tiene aptitud para decidir por si respecto de aquellos tratamientos que no resultan invasivos, ni comprometen su estado de salud o provocan un riesgo grave en su vida o integridad física.

Decisión de tatuarse

La doctrina discute si los tatuajes entran en aquella categoría ya que en teoría representan un daño en la dermis, es decir en la piel. En principio cualquier menor podría tatuarse sin autorización de sus padres, salvo que alguna ley local impusiera la obligatoriedad de un formulario o el mismo centro de tatuajes exigiera tal requisito.

Decisión de borrarlo

Pero cuando aquella marca deja de gustar o ya no representa aquello que su portador desea ¿qué soluciones quedan? Tapar el tatuaje o borrarlo, pero el borrado del mismo es un proceso que requiere autorización de un mayor o la adquisición de la edad legal para realizar estos tratamientos, pese a no ser un procedimiento lesivo, ni tampoco invasivo, el sistema legal lo considera como tal.

¿por qué es considerado como tal? Esto se debe a que la ley intenta proteger la integridad de las personas y que cualquier procedimiento sea entendido por quien lo desea o lo requiere y que sea consciente de los peligros o riesgos a los que se expone, es por eso la necesidad de un consentimiento expreso y previo.

¿Es un procedimiento seguro?

Lo es, es tan seguro como eficaz el cual luego de la sesión permite observar un leve enrojecimiento y/o inflamación de la piel afectada. La intensidad de la misma dependerá de la sensibilidad de la piel de cada persona pero en todos los casos es leve y temporaria. En ningún caso produce ni herida ni costra. El enrojecimiento de la piel cede al cabo de 24 a 48 hs y puede ser aliviado con cremas antiinflamatorias, sus efectos se producen en pocas semanas, y gracias a los progresos tecnológicos los equipos son más eficaces requiriendo menos sesiones para lograr los efectos deseados.

 



Conocé los Centros Autorizados Spectra™
Desarrollo: Aldea Global