Tan importante como el láser es la capacitación de quien lo maneja

Blog :: SPECTRA™ Tattoo Laser
Tan importante como el láser es la capacitación de quien lo maneja

Tan importante como el láser es la capacitación de quien lo maneja

Con un buen uso del láser Q-Switched las complicaciones son muy raras pero es necesario conocer y decidir la combinacion correcta de parametros y tiempos para cada caso y cada piel.

En Argentina los medicos para estar habilitados a utilizarlos tienen que certificarse en SALTEM

Se trata del tratamiento más selectivo para eliminar los pigmentos almacenados en la piel sin afectar a otras estructuras.

Existen distintas longitudes de onda de láser Q-switched con una afinidad por colores distintos.

Los láseres de tipo Q-switched rompen las partículas de tinta y reducen su tamaño. De esta forma, son más fáciles de eliminar por nuestro sistema fagocitario. La luz del láser produce la micronización de la tinta al emitir alta energía en un corto espacio de tiempo, por lo que el efecto térmico sobre la piel es mínimo, lo que reduce el riesgo de quemaduras.

El número de sesiones necesarias depende del tipo de tinta empleada y de la técnica usada para hacer el tatuaje. También influyen factores como el color usado, la composición y mezcla de pigmentos, la cantidad de tinta inyectada y su profundidad, la zona del cuerpo donde está el tatuaje, etc. Un tatuaje profesional siempre es más difícil de borrar que uno amateur, y algunos colores son especialmente complicados. Siempre se necesitan varias sesiones.

En principio, el tratamiento con el láser Q-Switched se puede realizar en cualquier tatuaje, siempre y cuando no esté recién hecho. Antes del procedimiento hay que descartar la presencia de infecciones en la piel y de procesos donde se pueda sangrar con más facilidad.

Con un buen uso del láser Q-Switched las complicaciones son muy raras. Conviene tener en cuenta que tan importante como el láser son las manos que lo manejan, ya que hay que aplicar la energía precisa en cada zona y en cada sesión. Hay que adaptar la longitud de onda del láser y la potencia o fluencia de energía al tipo de piel y de tatuaje. Algunos de los posibles efectos secundarios a evitar son: cambios en la textura y en la coloración de la zona tatuada, con aumentos o disminuciones del color de la piel. En el caso de las micropigmentaciones de labio conviene saber que puede ocurrir un viraje del color tras el láser, de modo que el color rojizo se vuelva negro .

 

 



Conocé los Centros Autorizados Spectra™
Desarrollo: Aldea Global